Modelos de cierre metálico

Existen muchos tiempos de cierres metálicos disponibles en el mercado para elegir, si tenéis duda de cuál os conviene más, os sugerimos que sigáis leyendo ya que os enseñaremos los distintos tipos de cierres metálicos que debéis conocer.

Definición de cierre metálico

Un cierre metálico es un velo de metal que permite cerrar la entrada a vuestros negocios cuando habéis concluido la jornada laboral, para impedir que alguien entre al negocio en horas extra laborales o para impedir el robo o hurto mientras no estéis allí. Los modelos más comunes os los mencionamos a continuación.

Cierres metálicos enrollables

Es el modelo más simple, consiste en una persiana que se enrolla en sí misma cuando se abre y se desenrolla para cerrar el negocio.

Cierres metálicos automáticos

Este modelo posee el mismo mecanismo anterior, una persiana de metal que se enrolla, pero la diferencia radica en que en éste modelo, el mecanismo está automatizado, cuenta con un motor eléctrico que se activa con un mando a distancia o una llave para abrir o cerrar la persiana. Es el ideal para las personas que sufren de la espalda y no pueden alzar peso.

Cierres metálicos de aluminio

Mismo mecanismo que las anteriores, la diferencia solo está en el material, estas están fabricadas de aluminio, por lo que son más livianas.

Cierres metálicos griegos

Este modelo de cierre metálico, es ideal para los negocios que no tienen escaparates, ya que no permite que se vea lo que se encuentra en el interior de la tienda desde el exterior. También está disponible tanto manual como automatizado, el cual siempre es un poco más costoso.

Cierres metálicos de concha

Este modelo consiste en un conjunto de barras de diferentes tamaños y diseños que se acoplan entre sí por medio de grapas resistentes de aluminios, los cuales sí permiten que se vea el interior de vuestro negocio desde la calle.

Cierres metálicos de lama plana

Este modelo consiste en unas pletinas planas cruzadas, lineales simples o lineales dobles, los cuales están fabricadas con piezas de aluminio de extrusión unidas a un tubo de acero sobre el cual se enrollan. El modelo con más seguridad es el de pletinas planas lineales dobles.

Cierre metálico micro perforado

Este tipo de modelo es parecido al modelo ciego, con la diferencia de que en este modelo micro perforado, se puede ver el interior del negocio desde el exterior y viceversa. Es un modelo también bastante seguro.

Cierre metálico troleado

Este modelo es uno de los más gruesos y robustos del mercado. Posee grandes dimensiones por los cual también brindan mucha seguridad y resistencia, además de que también permiten ver hacia vuestro negocio.

Cierres metálicos de tijera

Este modelo está disponible de cierre central, lateral o incluso giratorio, lo cual  lo convierte en el ideal cuando necesitéis de un modelo que ocupe poco espacio en vuestro negocio, también permite buena visibilidad.

Cierres metálicos de acero inoxidable

Se trata de un modelo tradicional donde lo que cambia es su material de fabricación, es importante que toméis en cuenta el grosor a la hora de instalar uno de estos modelos, para que se adapte a la perfección en vuestros negocios.

Cierres metálicos galvanizados

Otro modelo de cierre convencional, solo que están fabricados de acero galvanizados, lo cual los convierte en uno de los modelos más resistentes y duraderos, ya que cuentan con un revestimiento que evita que se oxiden.

¿Qué debéis tomar en cuenta a la hora de comprar un cierre metálico?

Lo primero que debéis tomar en cuenta son las medias de vuestro negocio, para eso os recomendamos que contratéis un cerrajero profesional para que tome las medidas pertinentes, así os dará el mejor consejo a seguir sobre cuál modelo os conviene mejor. Lo segundo que debéis tomar en cuenta es las intenciones que queráis con el negocio, si queréis que se vean vuestros productos disponibles o no. Si queréis que la gente mire vuestra vitrina cuando camine por la calle frente a vuestro negocio, obviamente no vais a elegir un cierre ciego. Para finalizar tenéis que tomar en cuenta la seguridad que queráis tener en vuestros negocios. Si queréis elegir un modelo muy seguro y grueso, tenéis que contar con un presupuesto cuantioso. Debéis recordar que la seguridad es más una inversión y un negocio que un lujo, es el precio que tenéis que pagar para conseguir tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *